Identidad “prestada”: tú a Valencia y yo a Barcelona

Identidad “prestada”: tú a Valencia y yo a Barcelona

Antes de nada quiero anunciar los varios cambios coloridos que he hecho en la web. La verdad es que desde el principio tenía la sensación de que todo era muy “tocho” y me sabía mal que fuera tan pesado leer mi web, pero por otra parte todos los detalles me parecen importantes para saber cómo soy, lo que puede haber y lo que no en una cita, las condiciones, etc, etc. Y la verdad es que era muy soso. Había intentado en otras ocasiones hacerlo más ameno, y aun así no me convencía. Así que me he puesto manos a la obra para hacerlo más visual, con colores y formatos.

La verdad es que mi web es infinitamente distinta a la de otras escorts. Tienen la info más básica y fundamental con un par de aclaraciones. Supongo que yo necesito más porque mi tipo de cliente no es uno muy específico (contrariamente a, supongo, el de las escorts de lujo, por ejemplo). 

Yendo al tema que nos ocupa, hace unos meses (bastantes, en realidad) un cliente me habló por Skype y me dijo de “seguir con lo de anoche, que lo dejamos a medias”. Me sentí muy confundida porque no había hablado con nadie la noche anterior y por su tono era evidente que eran cosas subidas de tono, y yo no lo hago (no por Skype). Después de aclararle que yo no había hablado con él me habló de una chica que se hacía pasar por mí. Descubrí en su Twitter algunas fotos mías y otras suyas, e incluso que publicaba mi web.

He visto en varias ocasiones lo de robar fotos y hacerte pasar por la que sale en ellas, y si has leído mi web sabrás que me muestro muy clara en ese aspecto. Después de pensarlo me he dado cuenta de que sí es posible que obtenga más interés y de más personas con esas fotos mías si lo han visto en su Twitter, ya que hablarán con ella directamente desde allí. Pero si alguien le escribiera al correo que aparece en la web será a mí. Pero lo más importante de todo es que: podrá fingir todo lo que yo soy y he escrito, pero ella dice y publica que es de Valencia, y en mi web ves mil veces que yo soy de Barcelona. Así que es un poco extraño porque la ubicación es muy importante, no es un detalle sin más.

Además, si ven lo del Skype me agregarán a mí, no a ella. Aunque ese hombre tenía agregado tanto mi dirección de correo como otra, la de ella. Supongo que contactaron por Twitter o de otro modo.

Sinceramente no me enfadé ni me enfado ahora. Solo me sorprende y dudo que le genere mucho más interés con algo falso. De todos modos no puede infiltrarse en mi web ni en mi correo, así que estoy tranquila. Aparte del hecho de que ella no es de Barcelona.

Personalmente me he inspirado y he “copiado” algunas de las técnicas, consejos, etc. de otras escorts, pero es lo más normal y lícito. Lo que no lo es tanto es que promociones algo y digas que es tuyo.

Por cierto, le escribí un correo muy educadamente y no me ha contestado. No sé si sigue con lo mismo o no, pero yo no pierdo en absoluto; ella, sí: si se dan cuenta los clientes, en su profesionalidad y confianza, además de falta de originalidad Y de “robo de identidad”, que es muy feo.

Helena R., la auténtica 🙂

Anuncios