La timidez, el enemigo de las citas

La timidez, el enemigo de las citas

En la página ¡Contáctame! de mi web, casi lo primero que ves es lo siguiente:

QUÉ ESPERO DE TI 
Sabes que haré lo posible por diseñar el ambiente ideal, darte la mejor actitud, complacerte al máximo, disfrutar plenamente de algo mágico. En resumen: crear la cita perfecta. Pero una cita es cosa de dos y por eso necesito que pongas de tu parte. Si realmente soy lo que buscas, sabes que busco en ti la misma actitud:)
(…)

La última línea quiere decir que, si lo que te interesa de verdad es exactamente lo que ofrezco y lo que transmito, en la cita la reacción suele ser la de actuar de la misma forma (porque buscamos compatibilidad), y todo fluye con naturalidad. En la inmensa mayoría de casos eso funciona así. Pero he comprobado que a veces una persona busca esa experiencia pero tiene ciertas dificultades para comunicar o actuar en ese tipo de situaciones: la timidez. 

Yo no soy una experta en combatir la timidez, no te voy a engañar, por eso necesito que la otra persona ponga de su parte. Hay muchos grados de timidez, y no tengo problema en aclarar todas las dudas que se puedan tener (sin repetir toda la info, está claro), explicar cómo funcionan ciertas cosas, o incluso tomar la iniciativa, pero lo que no puedo hacer es hacerlo absolutamente todo. No, aunque estés pagando por mi tiempo y compañía. No es lo que ofrezco.

Si tienes un grado de timidez que sospechas que podría suponer algun tipo de problema con lo que ofrezco: 1) deberías ser consciente de ello, 2) por favor, dímelo, explícame tu situación (no necesito toda tu historia personal) y cómo crees que podría ayudarte. Lo pensaré bien, veré hasta qué punto puedo hacerlo, si es que realmente me veo capaz (hay cosas que no sabría hacer, y prefiero tenerlo claro y que la otra persona no pierda el tiempo y el dinero tontamente). Yo necesito comunicación, y que actúes, claro. Ha de ser una cita natural, en la que los dos estemos a gusto. Si la persona que está a mi lado apenas se mueve, no me dice nada, ni siquiera cuando pregunto o sugiero algo concreto, y si “fuerzo” la acción no veo un cambio significativo (ni señales de si le gusta o no lo que hago), ahí poco puedo hacer y me bloqueo, porque no me sale solo hacerlo todo.

¿El resultado de todo esto? Negativo, frustrante para mí y para él. Porque no puedo hacer milagros, y si no te sientes cómodo conmigo o no me dices nada, no puedo saber qué necesitas. Así que si este es tu caso, por favor, dímelo de antemano.

Helena R.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s