Filtros y otras maneras de sobrevivir

Filtros y otras maneras de sobrevivir

Está bien, he exagerado un poco. O quizá no: con un mínimo de sentido común se ve que estas citas implican mucha precaución. Por eso quiero hablar sobre el filtro que aplico o, en otras palabras, qué tengo en cuenta cuando alguien contacta conmigo para resolver dudas, informarse o concertar una cita. 

Me esfuerzo por otorgar el beneficio de la duda en todos los casos en que no es excepcionalmente evidente que me intentan tomar el pelo. A veces no se puede tener todo en cuenta, algun detalle se pierde por el camino, la forma de expresión es peculiar, bromas que no sé cómo interpretar… La lista es infinita. Si veo que la otra persona es educada y respetuosa, y que ha leído gran parte del tostón info sobre mí, aclaro las dudas que haga falta. Este tipo de citas son todo un mundo aparte y no se nace enseñado, además de que cada chica tiene su forma de hacer las cosas. 

En mi caso, dado que solo contacto via email y chat de Skype, no puedo hablar por teléfono con la otra persona, cosa que me impide saber el tono, forma de expresarse, lo que transmite por voz; y sería muy útil. Pero desde siempre he conocido a personas por Internet y he aprendido a sentir a través de su forma de escribir, de iniciar contacto, expresión, etc. Me guío por mi intuición. Sin embargo, como todo, no es infalible y a veces rechazo citas sobre las que podría estar equivocada, pero es inevitable tener alguna experiencia regular e incluso mediocre a pesar del filtro y ya es bastante como para arriesgarme con alguien que no me termina de convencer. Better be safe than sorry, dicen.  

En general, mi filtro se basa en ignorar o descartar mensajes que son:

  • demasiado breves y sin formas de cortesía o educación
  • no dan detalles de la cita ni de lo que quieren
  • hacen mil preguntas innecesarias
  • buscan servicios y/o tarifas diferentes
  • evitan responder de forma clara a mis preguntas
  • si tengo la sensación más o menos justificada de que no han leído sobre mí o no les importan los detalles de mis servicios

Necesito sentir una mínima seguridad de que respetarán mi persona, actitud y condiciones, y de que yo soy la compañía que buscan. Como leí hace tiempo: Si quieres estar con una escort, haz que ella quiera estar contigo. ¿Cómo? Que sienta esa seguridad (sin mentir, claro). 

Por lo tanto, las citas tienen lugar con personas cuyos mensajes son: claros, suficientemente directos, educados, respetuosos, mínimamente personales pero sin contar toda la historia de tu vida, comprometidos, que entienden lo que ofrezco y buscan precisamente eso, nada más, nada menos. Yo siempre pongo de mi parte: informo de mi web si no la han leído, resuelvo dudas, compruebo que todo está correcto, se concretan y confirman los detalles.

Suena bastante sensato, ¿verdad? Dentro de la incertidumbre hay que sondear para descubrir lo que necesitamos saber para comprobar compatibilidad y seguridad. Mis métodos parecen funcionar, así que algo debo de estar haciendo bien *toco madera*. Seguro que entiendes todas mis precauciones al respecto y espero que saber esto te inspire aún más confianza 🙂 

Anuncios