¿Qué le ha pasado al GFE?

¿Qué le ha pasado al GFE?

Pasados varios años desde su aparición, en la actualidad hay muchísimas escorts que ofrecen esta experiencia de estar como novios. En muchos casos se trata de agencias, pero también están (estamos) las escorts particulares. 

El GFE normalmente ya no se usa para describir una experiencia mágica y muy concreta, sino para englobar aquellas citas que son simplemente algo más que sexo o un par de servicios concretos. Sí tiene que ver la actitud de la chica, pero no necesariamente de forma tan intensa, por decirlo de alguna manera. Por favor, no me malinterpretes: no estoy hablando de “intrusismo” ni nada parecido, sino de los varios tipos de GFE que hay.

Por eso es fundamental saber exactamente qué quieres en una cita para luego poder comprobar si una chica en concreto lo ofrece (en caso de no decirlo de forma pública, se le puede preguntar).

Casos reales: Si prefieres una cita en público y luego poder improvisar si ambos queréis algo más íntimo, o si esperas poder tener contacto físico con ella en público… Situaciones que inocentemente creerías que estarían dentro de una cita GFE pero que pocas chicas lo ofrecen por razones de discreción y de sentirse cómoda. 

Como no todos buscamos lo mismo, además de los que buscan más pero se encuentran con menos, también están los que buscan menos aunque vean más. Me explico: me han contactado (y hasta he tenido citas con) personas que no buscaban exactamente lo que yo ofrecía, que querían algo similar pero no tan enfocado al cariño y afecto, solo que no les molestaba.

Casos reales: Cuando no mencionan o preguntan cosas concretas sobre el GFE porque no les interesa, o creen que todo lo dicho sobre sensualidad, afecto y demás es palabrería, que da igual. Y no, no da igual. No quiero volver a estar en una cita cuyo único tema de conversación es el sexo, o poco más, y cuando hay contacto sexual casi en todo momento. Ni quiero volver a tener silencios incómodos porque nada fluye porque esperan que todo surja de forma mágica sin hacer nada

Considero que hay que ser realista con lo que uno quiere, y pensar bien en si una persona es realmente la adecuada. Quizás lo es ella para ti, pero tú no para ella. Ya, ya sé que esto no es una web de citas ni vamos a tener un futuro juntos, pero comprenderás que es muy importante tenerlo en cuenta cuando hay un énfasis en los tipos de citas, lo que implican, etc. 

Y tú, ¿cómo lo ves?

 

 

Anuncios
La timidez, el enemigo de las citas

La timidez, el enemigo de las citas

En la página ¡Contáctame! de mi web casi lo primero que ves es lo siguiente:

QUÉ ESPERO DE TI 
Sabes que haré lo posible por diseñar el ambiente ideal, darte la mejor actitud, complacerte al máximo, disfrutar plenamente de algo mágico. En resumen: crear la cita perfecta. Pero una cita es cosa de dos y por eso necesito que pongas de tu parte. Si realmente soy lo que buscas, sabes que busco en ti la misma actitud:)
(…)

La última línea quiere decir que, si lo que te interesa de verdad es exactamente lo que ofrezco y lo que transmito, en la cita la reacción suele ser la de actuar de la misma forma (porque buscamos compatibilidad), y todo fluye con naturalidad. En la inmensa mayoría de casos eso funciona así. Pero he comprobado que a veces una persona busca esa experiencia pero tiene ciertas dificultades para comunicar o actuar en ese tipo de situaciones: la timidez.  Read more

Girlfriend Experience (GFE)

Girlfriend Experience (GFE)

En los últimos años ha habido una gran oferta de este servicio y, en consecuencia, también se ha hablado mucho sobre ello. Es el servicio llamado Girlfriend Experience. ¿Y en qué consiste? Bueno, si sabes algo de inglés es bastante intuitivo: la experiencia de estar con alguien como novios. Como todo servicio que se precie responde a una “necesidad”, en este caso la de sentir afecto, cercanía, ternura, ir sin prisas, conocerse, disfrutar de la compañía mutua y de forma conjunta. Es un trato especial, suave, dulce pero también apasionado. Se crea un ambiente relajado a la par que sensual y se consigue con actitud: con educación, amabilidad, suavidad y respeto. Es lo más fundamental. Romper el hielo a veces es difícil dependiendo de la situación pero hay maneras de conseguirlo. Una forma de no conseguirlo es forzando una situación. Los dos sabemos que hay un tiempo y qué queremos que suceda, pero no hay que forzar nada porque con un ambiente relajado sale de forma natural. Evidentemente los dos tienen que poner de su parte.

El Girlfriend Experience es perfecto para aquellas personas que quieran olvidarse del resto del mundo de una manera suave, relajada y apasionada en los momentos que correspondan, sin prisas, hablando, conociéndonos, haciéndonos disfrutar, crear un momento mágico, especial, pleno, además de crear un vínculo entre nosotros en ese tiempo. El único inconveniente que pudiera surgir con algo tan íntimo es si se traspasan los límites, si se confunde una actitud, si la otra persona intenta ir más allá de esa relación. No hay que olvidar del todo que es una relación profesional y no deben ignorarse los límites de la discreción y de la vida privada de cada uno. Esto no ocurre muchas veces pero es posible. Lo que sí pasa (y seguramente no tiene que ver que sea GFE) es el “abuso” de confianza de parte de la otra persona, es decir, dicen/hacen cosas que en cualquier otra situación no harían, y lo hacen por nervios o por el impulso del momento, pero en ningún caso es adecuado tomarse demasiada confianza con alguien a quien no conoces. Dicho esto, ése era el único inconveniente que soy capaz de ver, el resto son todo ventajas. Read more